Skip to content

Daiana Álvarez

Daiana Álvarez

Llegué a Emiliano meses antes de nuestro positivo, en búsqueda de un nuevo ginecólogo para los controles anuales.

Saqué el turno por la web (recuerdo había mucha demora) y vaya sorpresa cuando recibí un mail de Emi pidiéndome que me comunique al consultorio para que me den un turno más próximo! Pequeños detalles que marcan la diferencia!   Aquella primera consulta en la que sólo fui por un pap y una colpo hablamos mucho sobre cómo encarar una posible búsqueda, el proceso, etc (pese a que la sala de espera explotaba). Por supuesto 8 meses después cuando nos enteramos que Bruno venía en camino no hizo falta buscar obstetra: una de las pocas cosas que sabíamos era que queríamos contar con Emi para la llegada de nuestro hijo.

Y así fue; mes tras mes y a pesar de salas de esperas llenas siempre nos recibió con la mejor onda, nos explico cada cosa y nos anticipó lo que hcia falta. Por experiencias muy cercanas de parto prematuro y finales poco felices tuve mucho miedo en distintos partes del embarazo. Emi siempre me transmitió seguridad y tranquilidad! Llegamos así a la semana 39,5. Cuando parecía que Bruno estaba súper cómodo empezaron las contracciones. Tuvimos la suerte de contar con Silvana cómo obstétrica, una genia y amor de persona que nos acompañó en todo momento. La dilatación costó bastante por algo que ya no recuerdo, por lo que hubo que ayudar con medicación para facilitar que el útero se ablande (o algo por el estilo). En todo momento me sentí contenida. Cuando llegó Emi, ya con dilatación casi completa, surgió que el pequeño venía bastante grande para mí cavidad pélvica. «Y ahora qué hacemos? Le pregunté. «Esperamos. Mientras los dos estén bien, nada nos corre». Y así fue. Con una delicadeza y paciencia infinita, mientras hacía partícipe a mi marido de lo que pasaba minuto a minuto, Bruno llegó al mundo por parto vaginal y con todo el respeto y el amor que cada ser humano se merece.

Estamos felices de haber contado con semejante equipo. Y no tenemos dudas que volveremos a elegirlos si alguna vez se agranda la familia. Dai, Martín y Bruno (Junio 19′)

Abrir chat